Evaluación
[Total: 85 Promedio: 2.6]

Debido a la curiosísima prohibición de difundir encuestas en el periodo cercano a la elección, nos quedamos sin instrumentos para evaluar cómo está evolucionando la opinión pública en torno a los candidatos. ¿O no es así? A continuación, desarrollamos una serie de análisis basados en Google Trends (búsquedas de Google) para mostrar qué está pasando con el interés público en los candidatos.

Nuestra primera edición revisa a José Antonio Kast, candidato que inició la carrera con un problema mayor: su falta de conocimiento en el electorado. Se ha posicionado con fuertes declaraciones sobre la Araucanía, los impuestos y tamaño del estado.

Para hacer los análisis siguientes, se utilizó la herramienta que provee Google para analizar tendencias en las búsquedas por internet, conocida como “Google Trends”. Esta muestra la popularidad o interés por una persona o tema por medio de un índice. El índice "refleja el interés de búsqueda en relación con el mayor valor de un gráfico en una región y en un periodo determinados. Un valor de 100 indica la popularidad máxima de un término, mientras que 0 indica una popularidad que es inferior al 1%,  en relación al mayor valor"(Google).

Ahora, a la motivación de este análisis. ¿Quién de nosotros no conoce un simpatizante de Kast que está convencido que las encuestas no representan el potencial de su candidato? Además, arremetidas en redes sociales como “God Emperor Kast", parecerían indicar cierta “popularidad” del candidato. Revisaremos las estadísticas de Kast en Google Trends para saber:

-¿Es efectivamente popular Kast? ¿Con quién hay que compararlo?

- ¿Dónde es popular?

-¿Es cierto que tuvo un mejor debate que la mayoría de los otros candidatos?

Para responder la primera pregunta, a continuación mostramos la popularidad de cada candidato en las búsquedas de Google durante los últimos 90 días, siendo el índice el detallado anteriormente.


Claramente, Sebastián Piñera es el dominador absoluto en términos de búsquedas en Google. Esto resulta bastante esperable y no aporta mucho al análisis en este momento. Sin embargo, excluyéndolo del análisis se pueden apreciar mejor lo fenómenos que están ocurriendo en la “parte baja de la tabla”, entre los candidatos que luchan por obtener un porcentaje significativo la próxima semana:


Algunos descubrimientos:

-José Antonio Kast tiene la mayor relevancia promedio los últimos tres meses. Aproximadamente 17 puntos vs 16-17 puntos de Guiller. Lo interesante es que se aprecia no solo un crecimiento para sus niveles de interés, sino que varios “peaks noticiosos” que se pueden relacionar con noticias relevantes.

-Marco Enríquez Ominami obtiene la menor relevancia, con un solo peak: el 25 de septiembre, cuando el candidato se enfureció con Fernando Paulsen en el programa Tolerancia 0.

-El punto máximo lo obtiene José Antonio Kast el día del debate(100 puntos).

Ok, ok. Quizás José Antonio Kast tiene una popularidad importante a nivel país. Pero era el candidato con menor nivel de conocimiento al inicio de la carrera presidencial, y quizás esta popularidad le viene sólo de Santiago, donde hay más búsquedas. Por eso revisamos como se descompone esta popularidad a nivel país, y descubrimos que además Kast obtiene el mayor nivel de popularidad en 9 de las 14 regiones, siendo su peor desempeño comparativo en Arica y Magallanes y el mejor en la región de la Araucanía, donde Kast alcanza nada más y nada menos que un 100 de popularidad (que es la máxima que se puede alcanzar en la escala). Claramente el tiempo que el candidato ha dedicado a discutir temas de la zona, como el conflicto de la Araucanía, ha aumentado el interés público en él.


Pero es revisando los últimos 7 días donde se aprecia algo realmente sorprendente:


José Antonio Kast ha tenido el mayor interés en Google el 51% del tiempo, es decir, 86 de las 168 horas de la última semana! Nada mal considerando que Guiller y Sánchez lo aventajaban largamente en las últimas encuestas. Además, se aprecia que posee varios “peaks noticiosos”, que probablemente se correlacionan con ciertos programas o declaraciones que causan un impacto especial.

Este fenómeno debería estar explicado en gran medida, pero no exclusivamente, por el debate del 7 de noviembre pasado: Kast tuvo la mayor popularidad el 66.7% de las horas del día siguiente al debate(desde las 00:00 del 7 de noviembre hasta las 00:00 del 8 de noviembre), con los mayores niveles de popularidad el día del debate y el posterior(100 el día del debate y 53 el posterior). Esto da indicios de un debate exitoso, cuyos efectos continuaron a lo largo de la semana y aumentaron sus niveles de interés en el buscador.

Luego de este análisis, hay dos elementos importantes con los que hay que finalizar. En primer lugar, búsquedas e interés no implican aprobación o votos. Pero varios expertos políticos plantean que el conocimiento es una condición absolutamente necesaria para lograr el voto. En segundo lugar, se está dejando fuera de la mayor parte del análisis a Sebastián Piñera, que, como ya se mencionó, es el gran triunfador en prácticamente todas la medidas y territorios. Sin embargo, esto es esperable dado su desempeño en encuestas y su nivel de conocimiento.

En conclusión, hay razones por las que los simpatizantes de José Antonio Kast pueden sacar cuentas alegres. Posicionamiento a través de temas polémicos, y buen desempeño en debates parecen haber aumentado el interés del candidato, al menos, en las búsquedas de Google. Lo han hecho sacar ventaja respecto del resto de los candidatos (excluyendo a Sebastián Piñera) en el buscador más importante del mundo. Solo queda ver si esto se traducirá en votos el próximo 19 de noviembre.

Nota técnica

Estos análisis se elaboraron el día 12 de noviembre de 2017. Algunos resultados de Google Trends, como los promedios, pueden cambiar con el tiempo.

No se consideró a Eduardo Artes ni a Alejandro Navarro en el análisis porque Google Trends sólo permite comparar de 5 ítems, pero en general ambos muestran niveles menores de popularidad promedio que Marco Enríquez Ominami.

 

¡Por favor, ayúdanos a seguir creando contenido! Dale like aquí a nuestra página en Facebook:

Comments

  1. Estimadas(os) amigos, hace ya 44 años, el país vivió un momento que quedará para siempre marcado en nuestra historia. Luego de sufrir la más grande crisis política, económica y social que ha vivido Chile, producto del gobierno marxista de Salvador Allende, el pueblo decide rebelarse, empoderando a sus Fuerzas Armadas hacia un camino difícil, doloroso, pero ineludible.
    El 11 de septiembre de 1973 no es una fecha más, es el momento en que Chile le dice al mundo que no quiere más hambre, más miseria, que quiere libertad.
    Para algunos, el pronunciamiento militar surge casi espontáneamente y sin fundamento, como si la violencia política producida desde finales de los 60´s y que continuó con una ultra izquierda activa durante todo el mandato de Allende, no hubiesen sido caldo de cultivo a la división de nuestra gente, ya muchos años antes de esa mañana de septiembre.
    Soy un convencido de que sin verdad histórica no es posible recuperar nuestra identidad, y que sin identidad no es posible recuperar nuestra Patria. La izquierda quiere que seamos los verdugos de la historia, y no lo acepto. No acepto que la izquierda venga a dar clases de superioridad moral cuando lo que ocurrió hace ya 44 años, es simplemente producto de la violencia política que ellos mismos instalaron y del peor gobierno de la historia de Chile que sólo trajo hambre, escasez, y muerte al pueblo chileno.
    Hoy tengo una plataforma para alzar la voz, para pararme frente a la izquierda, para decir lo que muchos han callado durante tanto tiempo, y no voy a callar y no renunciaré a decir la verdad. Y esa verdad es que las Fuerzas Armadas no tuvieron otra alternativa más que actuar ante una inminente guerra civil que amenazaba Chile, guerra civil que iba a ser base para un totalitarismo marxista sin precedentes.
    Hoy es un día para recordar, pero para recordar bien. No quiero más estatuas de personas que dividieron nuestro país como Salvador Allende, y no acepto más persecución política contra aquellos que liberaron Chile. Hoy conmemoremos a aquellos que arriesgaron sus vidas, presentes y futuras, y a aquellos tantos otros que sabían que serían perseguidos hasta hoy. ¿Por qué? Porque lo hicieron por nuestra libertad, por nuestra Patria.
    En ese espíritu asistiré a la misa que se realizará hoy en La Moneda, a rezar por Chile, no como algunos pretenden que sea, un homenaje a S. Allende, voy a esa misa por todos los compatriotas que sufrieron ese día y como cristiano rezare por ello y sus almas. Para mí ir a La Moneda no es hacer el juego a la izquierda, es tener la valentía de decir a los chilenos que ese lugar nos pertenece a todos y no solo a un grupo o una ideología.
    Un abrazo a la distancia para todos.

    Me gusta
    ASÍ ES.

Comments are closed.